En AppInventor arrancamos 2016 con los deberes hechos y nuevos y emocionantes retos

AppInventor_Teen 1172015

Ya tenemos desarrollada una versión que funciona de Padres Tranquilos. Se puede encontrar en la Gallery de AppInventor (siguiendo este enlace). La aplicación ha sido realizada por los ninjas y durante las vacaciones la hemos terminado de afinar incorporando también alguna funcionalidad adicional como dibujar y guardar imágenes retocadas.

El reto que hemos planteado en el grupo para trabajar en las próximas semanas es descargar la aplicación, revisarla, hacerle modificaciones y sobre todo validarla con padres, hermanos, familiares y amigos. Y es que la toma de requerimientos a partir de la experiencia de uso es la mejor forma de saber qué le pasa a la aplicación. También animamos a que otros grupos de trabajo de Coder Dojo en MediaLab Prado se animen a revisar con los ninjas de AppInventor la aplicación para identificar mejoras o nuevas funcionalidades.

También hemos comentado que todas estas aplicaciones tienen utilidades prácticas y hemos recuperado este artículo de microsiervos que habla de Filip, una aplicación real con la que Padres Tranquilos tiene mucho en común.

Y otros ninjas siguen avanzando en sus proyectos. Dos de ellos están haciendo una aplicación que calcula áreas y perímetros de polígonos. Especialmente han empezado muy fuertes con el triángulo y el cuadrado y están a punto de llegar al polígono regular de cualquier lado en el que el área se calcula utilizando la fórmula: perímetro por apotema dividido por dos ¡no oía esa fórmula desde el BUP! Este proyecto me gusta mucho porque lo están haciendo después de haber pensado las pantallas y de ir reutilizando código de otros proyectos. Además están pidiendo ¡y recibiendo! la colaboración de otro ninja que les ayuda, aportando criterio y conocimiento, en la programación de la aplicación. Y sobre todo aprenden matemáticas porque su ‘chuleta’ de fórmulas la tienen que revisar y repasar antes de programarla. Es una excelente forma de recordar y de practicar.

Y nos vamos a poner como reto una aplicación que permita aprender mientras se juega. El objetivo es presentar imágenes y animar al jugador a que clasifique correctamente las imágenes que ve. Por ejemplo, si se muestra un animal vertebrado e invertebrado habrá que elegir cuál es el correcto. Probablemente trabajemos con animales y con árboles porque uno de los padres de una ninja nos ha comentado que podríamos llegar a conocer las especies de árboles que nos podemos encontrar por Madrid y que son unas cuarenta.

Así que hasta febrero creo que tenemos trabajo de sobra para seguir aprendiendo con AppInventor y especialmente las habilidades que nos parecen fundamentales como: comunicar ideas, trabajar en grupo, plantear y resolver dudas y enriquecer los proyectos dejando puertas abiertas para mejorarlos.

¡Hasta la semana que viene!

Más información | CoderDojo
Imagen | N i c o l a

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *